/, Actualidad Económica, Cinco Días/Así es el taxi volador por el que compiten Boeing y Airbus

Así es el taxi volador por el que compiten Boeing y Airbus

Una nueva revolución en el transporte puede estar fraguándose. Los gigantes aeronáuticos Boeing y Airbus han entrado de lleno en proyectos de taxis voladores… y autónomos, un segmento en el que varias start ups ya llevaban tiempo trabajando. Ha dado comienzo así la carrera por ser los primeros en tener en marcha aeronaves para transporte de hasta cuatro viajeros y que puedan llegar a reservarse desde  una aplicación de móvil, como ya se hace con Uber, Cabify o los propios taxis. 

Boeing realizó la pasada semana el primer vuelo de prueba de su prototipo de vehículo autónomo aéreo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) pensado para evitar los atascos del tráfico. Traducido a lenguaje de la calle, un coche volador significa esencialmente un avión que podría despegar y aterrizar verticalmente sin necsidad de gran espacio, por ejemplo desde el patio de una casa. Y además lo hace sin piloto, es decir, de forma autónoma, para transportar pasajeros.

El programa Boeing NeXt, sobre movilidad aérea urbana, ha logrado poner en vuelo este prototipo, que tiene un alcance de hasta 80 kilómetros. Se desarrolla a través de Aurora Flight Sciences, filial de Boeing que adquirió en 2017, que seguirá haciendo pruebas para mejorar la seguridad y la fiabilidad del transporte aéreo autónomo a demanda, según señaló el constructor estadounidense en un comunicado.

Simulación del CityAirbus Simulación del CityAirbus

“Supone toda una revolución, y todo se debe a la autonomía”, ha señalado el presidente y consejero delegado de Aurora Flight Sciences, John Langford. “La autonomía certificable va a hacer posible la movilidad aérea urbana silenciosa, limpia y segura”, ha añadido.

Con un sistema de propulsión eléctrico, está diseñado para realizar un vuelo autónomo completo, desde el despegue hasta el aterrizaje, de hasta 80 kilómetros. Con una longitud de 9,14 metros y una anchura de 8,53 metros, su célula integra los sistemas de propulsión y las alas para volar en suspensión y hacia delante.

Boeing no es la única que se ha metido de lleno en el sueño futurista de coches voladores. Se espera que en las próximas semanas Airbus ponga en marcha también su propio avión autónomo. 

El CityAirbus será probado en la planta de helicópteros de la fabricante de aeronaves en Donauworth, Alemania.   Al igual que su rival, vuelos iniciales no estarán tripulados, ya que Airbus busca establecer las capacidades del modelo de cuatro asientos para una autonomía completa y se enfoca en pruebas que no requieran piloto.

El CityAirbus está diseñado para operar en entornos urbanos a una velocidad tres veces mayor que la de los vehículos de carretera convencionales. El avión, propulsado por motores eléctricos y con capacidad para despegar y aterrizar verticalmente, podría entrar en servicio en 2023.

A los dos grandes fabricantes se le suman otras pequeñas con prototipos avanzados, como la start up Kitty Hawk, financiada por el cofundador de Google, Larry Page, tiene en marcha su Flyer que ha funcionado con éxito en Nueva Zelanda, o la empresa NFT, impulsada por Maki y Guy Kaplinsky, está desarrollando un coche volador en Israel y en California.

El prototipo completó el proceso controlado de despegue, suspensión en el aire y aterrizaje durante el vuelo, con el que se probaron las funciones autónomas del vehículo y los sistemas de control en tierra. En futuros vuelos, se probará el vuelo hacia delante soportado por las alas, y también la fase de transición entre los modos de vuelo vertical y hacia delante. Esta fase de transición suele ser el mayor reto de ingeniería en cualquier avión de despegue y aterrizaje vertical de alta velocidad.

Más información

Fuente: Cinco Días

By |2019-01-27T14:41:50+00:00enero 27th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Así es el taxi volador por el que compiten Boeing y Airbus