La compañía textil gallega Bimba y Lola finalizó el ejercicio fiscal 2019 con un incremento de las ventas del 12,6%, alcanzando los 226,7 millones de euros, una nueva cifra récord en su trayectoria.

Según explicó la firma fundada por Uxía y María Domínguez, un tercio de esos ingresos ya proceden de fuera de España,  gracias a la evolución positiva en prácticamente todos los 18 países en que está presente», según ha indicado en un comunicado. Bimba y Lola cerró el año con 285 tiendas, 13 más que al concluir 2018. De ellos 117 están situados fuera de España. “El crecimiento de Bimba y Lola es posible gracias a las casi 1.800 personas de nuestro equipo humano. Lo que hemos logrado juntos en 2019 nos anima a seguir trabajando para consolidar Bimba y Lola como una gran marca global”, ha valorado su consejero delegado José Manuel Martínez.

Durante el último año, Bimba y Lola ha desembercado en Malasia, con una primera tienda en Kuala Lumpur, además de en Panamá y Hong Kong, además de lanzar las tiendas online de en Chile y Singapur. En este último ejercicio, finalizado el 28 de febrero, la firma de moda se ha dotado de su primer consejo de administración, toda vez que los procesos de venta en los que ha estado sumida no han terminado de fructificar.

En enero pasado anunció la creación del órgano de gobierno, para el que ha fichado al ex consejero delegado y vicepresidente de Inditex, José María Castellano como consejero independiente. Este dejó el gigante gallego del textil en 2005, y hasta junio de 2019 formó parte del consejo de administración de Esprit, la cadena alemana que durante seis años, entre 2012 y 2018, lideró el propio José Manuel Martínez, actual consejero delegado de Bimba y Lola.

Fuente: Cinco Días