Golpe para la gestión del Gobierno de la mano de la embajada de China en España en el caso de los test adquiridos de coronavirus adquiridos a una empresa y que no están resultando eficaces. La legación asiática ha comunicado a través e su cuenta en Twitter que el Ejecutivo chino no incluyó al proveedor Shenzhen Bioeasy Biotechnology en la lista de empresas homologadas que facilitó al departamento de Salvador Illa y que, además, ni siquiera en ese país cuenta con licencia para el producto.

«El Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida», anuncia la embajada en un tuit. «Shenzhen Bioeasy Biotechnology no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos».

La polémica surgió este jueves tras la información publicada por el diario El País sobre la imprecisión de los test adquiridos en China, con una sensibilidad para detectar el virus del 30%, cuando lo habitual sería del 80%, lo que hace que los resultados no sean concluyentes. Se trata de test rápidos, que dan resultados en 20 minutos tras recoger muestras del posible contagiado.

La embajada también afirma que entre las donaciones realizadas por el Gobierno de China y otras entidades como Alibaba no incluyen productos suministrados por Bioeasy. «La compra de materiales sanitarios anunciada por Sanidad está en curso y los materiales no han salido de China aún».

Fuente: Cinco Días