El fabricante alemán de neumáticos y tecnología para el automóvil Continental obtuvo un beneficio operativo de unos 430 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 47% en comparación con en el mismo periodo de 2019 por el impacto del coronavirus, según datos preliminares de la compañía publicados este lunes.

Entre enero y marzo, facturó 9.800 millones de euros, un 10,9% menos que en el primer trimestre del año pasado, aunque «por encima de las expectativas propias y de las estimaciones de los analistas». El margen operativo ajustado fue del 4,4%.

Por divisiones, el área de Automoción registró una facturación de casi 4.100 millones, un 11,5% menos, mientras que en la de Neumáticos contabilizó unos ingresos de casi 4.000 millones, un 10,8% menos. Además, su división de Tecnologías para Motores facturó 1.800 millones, lo que supone un descenso del 9,1%.

Hasta marzo, la compañía mantenía una posición de liquidez equivalente a más de 2.500 millones de euros y líneas de crédito no utilizadas de más de 4.300 millones.

«Continental continúa experimentando cambios e interrupciones en una parte importante de su negocio debido a la pandemia del coronavius. El entorno económico continúa caracterizándose por una incertidumbre sustancial con respecto a la duración y la gravedad de las interrupciones», han lamentado desde la empresa.

Por todo ello, ha rechazado ofrecer unas previsiones para el cierre de 2020, ya que las consecuencias del Covid-19 son todavía «difíciles de evaluar».

Fuente: Cinco Días