Los operadores del textil empiezan, muy poco a poco, a poder recuperar su actividad. Desigual ha confirmado que ya ha empezado a reabrir algunos establecimientos que cerró en plena escalada del coronavirus, uno en Viena el pasado martes y cuatro en Alemania durante esta semana. Mango también indicó este lunes que espera reabrir más de 600 tiendas en lo que queda de abril en distintos países de Europa.

El establecimiento de Viena fue el primero que Desigual reabrió tras cerrar la práctica totalidad de sus tiendas europeas, mientras que en Alemania lo hará en cuatro locales de Colonia, Dresden, Stuttgart y Braunschweig. Su plan es el de avanzar en la recuperación de la actividad de forma escalonada en ambos países, donde tiene un total de 57 puntos de venta, 13 en Austria y 44 en Alemania. Para la última semana de abril prevé otras 12 aperturas en diferentes ciudades de Alemania y 26 más durante la primera quincena de mayo, lo que le permitirá tener casi toda su red germana abierta, a excepción de dos tiendas de más de 800 metros cuadrados. También cuenta con tener sus 13 locales austriacos funcionando el 4 de mayo.

Para hacerlo, Desigual ha implantado medidas de restricción de aforo y de higiene de los locales, y que servirán para anticipar el modo en que las tiendas de moda volverán a la actividad en España. La firma ha reforzado la desinfección en tienda, probadores, zonas de uso interno destinadas a los trabajadores y elementos de contacto. También ha suministrado gel desinfectante para clientes y empleados y mascarillas y guantes para el personal. Los controles de aforo se harán para garantizar que exista una distancia de entre un metro y metro y medio entre personas, y solo se permitirá el acceso a una sola persona a los probadores. Estos serán desinfectados después de cada uso, y se informará al cliente de ello.

Además, el horario de apertura de estas tiendas es reducido, de 12:00 a 18:00, y se promocionará el pago con tarjeta de crédito o móvil.

“Se trata de un primer paso con el que empezar a repensar cómo serán las tiendas físicas en los próximos meses y qué experiencia de compra proporcionaremos teniendo en cuenta la convivencia con el canal digital, ahora mucho más intensa que antes. Con la reapertura en Viena y Alemania, estamos optando por un stock reducido en tienda y por reforzar los formatos de compra digitales”, ha explicado el director general de Desigual Alberto Ojinaga.

Fuente: Cinco Días