/, Actualidad Económica, Cinco Días/Dia ficha para su cohorte de asesores a Houlihan Lokey, que reestructuró Abengoa y Pescanova

Dia ficha para su cohorte de asesores a Houlihan Lokey, que reestructuró Abengoa y Pescanova

La coohorte de asesores en la reestructuración de Dia crece. El último fichaje es un viejo conocido en el mundo de las empresas en crisis: Houlihan Lokey. Este banco de inversión se une a Morgan Stanley, a PwC, a Rothschild y a Linklaters para asesorar al grupo de distribución en sus planes para salir adelante. Esta firma experta en empresas con problemas estuvo a disposición de Pescanova y trabajó para los bonistas de Abengoa y de Codere, entre otras compañías españolas. Con los bancos está FTI Consulting y con Mijail Fridman, PJT.

En el caso de Dia, Houlihan Lokey servirá de apoyo a Rothschild en la negociación con los bancos para la refinanciación, según confirman fuentes cercanas a la empresa. Para esta semana se prevé el cierre de un primer acuerdo que llegará a unos 900 millones de los más de 1.400 en términos netos que componen el pasivo del grupo. Sin embargo, aún quedarán cuestiones pendientes, como las tres emisiones de bonos, de 300 millones cada una, con vencimientos en 2019, 2021 y 2023. Houlihan Lokey, liderada en España por Manuel Martínez-Fidalgo, ha participado en las grandes quiebras mundiales acaecidas de 2000 a 2017; entre ellas, en Lehman Brothers (con 691.000 millones de dólares de activos), Washington Mutual (327.900 millones), WorldCom (103.900) y General Motors (91.000).

Las empresas españolas para las que ha trabajado Houlihan Lokey han conseguido salvarse, aunque han quedado reducidas a la mínima expresión. Su última actuación fue en Abengoa, donde logró que los bonistas de varias emisiones del grupo de ingeniería inyectasen dinero para el salvamento de la compañía andaluza.

Si bien es cierto que, a tener de las circunstancias, la situación de Dia es menos mala que la de la compañía andaluza y también que la de Pescanova, a la que también asesoró. Ambas sufrieron quitas y tuvieron que vender activos estratégicos.

DIA 0,45 -10,64%
Más información

El grupo de supermercados anunció el 12 de diciembre que Morgan Stanley se comprometía a asegurar 600 millones de euros de una futura ampliación de capital por dicho importe. En su cotización actual, la capitalización de la compañía es de 274 millones de euros, lo que implicará una muy fuerte dilución para sus accionistas superior al 70%.

Fuentes financieras esperan cerrar de manera inminente la refinanciación de su deuda bancaria, que contempla un plan de desinversiones para potenciar sus “áreas clave de negocio”. Como ya anunció en sus últimos resultados trimestrales, esto implicará la venta de sus negocios Max Descuento y Clarel. El importe que espera obtener es de 300 millones de euros si bien fuentes del mercado conocedoras de la situación limitan los ingresos posibles a unos 200 millones.

Dia se ha desangrado en Bolsa desde la entrada en julio de 2017 de Mijail Fridman, a más de 5 euros por acción, que ahora tiene un 29%, con una caída del 92,6%, y ha reestructurado su cúpula hasta la extenuación.

El desplome en Bolsa continúa

Hundimiento. Dia se estabilizó en Bolsa tras conocerse el miércoles pasado que Morgan Stanley se había comprometido a asegurar una ampliación de 600 millones si se cumplen “ciertas condiciones”. La compañía, el día antes, había marcado su mínimo histórico a 0,4125 euros por acción. Tras una tregua, el viernes volvió a caer, un 1,88%, y ayer se hundió un 10,64%, a 0,447 euros.

Deuda cotizada. Dia cuenta con 905,7 millones de euros en bonos cotizados. Los que expiran el próximo julio (305,7 millones) cotizan al 75% del nominal, tras haber marcado un mínimo al 55%. Los que vencen en 2021 se pagan al 66%, lo que supone una mejora frente a su nivel más bajo, en el 50%, y los de 2023, al 61%, tras un mínimo al 47%.

Fuente: Cinco Días

By |2018-12-17T08:36:58+00:00diciembre 17th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Dia ficha para su cohorte de asesores a Houlihan Lokey, que reestructuró Abengoa y Pescanova