/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El bono español a diez años se sitúa cerca de sus mínimos históricos

El bono español a diez años se sitúa cerca de sus mínimos históricos

MÁS INFORMACIÓN

El rendimiento del bono español a diez años ha tocado este viernes mínimos históricos. La rentabilidad que exigen los inversores a la deuda pública nacional ha caído al 0,856%, batiendo el anterior mínimo marcado a finales de septiembre de 2016, cuando se situó en el 0,878%.

Según los datos de mercado recogidos en Bloomberg, el rendimiento del bono español cerró la jornada previa en el 0,902%, si bien durante la sesión llegó a registrarse un 0,899%.

Según señalan los analistas, una conjunción de factores está contribuyendo a esta demanda masiva de títulos de deuda pública española. Por una parte, el bund alemán ofrece una rentabilidad negativa del -0,109%. Es decir, los inversores tienen que pagar al Estado alemán por tener estos valores considerados refugio. Italia genera mucha incertidumbre por su desafío a la disciplina presupuestaria europea y la situación de sus bancos. Y Francia ofrece una rentabilidad menor al tiempo que no corrige el déficit público en medio de las tensiones sociales.

En ese escenario, España ofrece unos 100 puntos básicos más de rentabilidad que la deuda alemana, exhibe un crecimiento económico mayor que la media de la zona euro y poco a poco reduce el desfase entre ingresos y gastos. Además, ninguno de sus partidos políticos cuestiona la arquitectura control europeo de las cuentas públicas.

Por otra parte, la ralentización europea dibuja un horizonte de tipos bajos durante más tiempo. Y eso beneficia mucho a la deuda española, que ofrece algo más de rentabilidad en un contexto en que los activos seguros apenas rentan. Otro tanto ocurre con la actual acumulación de riesgos como las tensiones comerciales. En el fondo, estas también juegan a favor, ya que los inversores saben que los bancos centrales no cambiarán a corto plazo su política monetaria y, por lo tanto, no incurrirán en pérdidas.

Cuando se emite un bono, este representa un dinero que se va a devolver a un plazo más un cupón o interés. Pero luego ese papel con ese cupón cotiza en el mercado. Los inversores lo compran y lo venden a un precio que oscila. Cuanto más sube el precio del bono en el mercado, la rentabilidad del papel con el cupón es lógicamente menor. Y cuanto más baja, la rentabilidad que le queda al inversor es mayor. Ahora mismo la rentabilidad está muy baja porque el precio está muy alto. Y los inversores no perderán dinero en tanto que la cotización no caiga. Lo cual seguirá así en tanto que los bancos centrales continúen con la política de tipos ultrabajos en un contexto de escasa inflación e incertidumbre sobre las perspectivas económicas.

Fuente: El País

By |2019-05-17T09:46:18+00:00mayo 17th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en El bono español a diez años se sitúa cerca de sus mínimos históricos