La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha presentado esta mañana el paquete de ayudas que Ejecutivo y comunidades autónomas han consensuado para tratar de mitigar el impacto que la quiebra del turoperador británico Thomas Cook ha provocado en hoteles, agencias de viajes, restaurantes y demás operadores del sector turístico. Un plan que está exclusivamente dirigido a Canarias, donde está a punto de empezar la temporada alta (octubre a marzo) y en el que la desaparición de Thomas Cook va a generar una importante pérdida de turistas, y Baleares, en el que peso del turismo llega al 45% del PIB.

Tras la reunión de la Comisión Interministerial de Turismo, cuyo único punto del día era la gestión de la crisis del turoperador, Maroto compareció con los secretarios de Estado de Infraestructuras, Turismo, Empleo y Economía para presentar las 13 medidas que componen ese plan. El plan se desarrollará en un real decreto ley de urgencia que se llevará al Consejo de Ministros del próximo 11 de octubre, ya que tendrá que pasar previamente por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos y requiere de informes previos.

El principal objetivo, tal y como ha señalado Maroto, es tratar de paliar el impacto que va a suponer la pérdida de 700.000 viajeros (400.000 en Canarias y 300.000 en Baleares), que habían comprado los billetes para la temporada de invierno en esas dos comunidades y que los han perdido como consecuencia de la quiebra de Thomas Cook.

El paquete de trece medidas cuenta con un presupuesto de 300 millones de euros y la parte más importante es una línea de crédito de 200 millones de euros para tratar de garantizar la liquidez de aquellas empresas (1.000 firmas, de las que 600 son hoteleras) que han contraído abultadas deudas por los impagos de Thomas Cook. Maroto no detalló si los préstamos serán blandos ni la entidad que los gestionará. El otro gran eje del plan se centrará en las rebajas de tárifas para las aerolíneas tanto de Aena como de Enaire. En el caso de Aena se bonificará el 100% de la tarifa de pasajero para aquellas aerolíneas o turoperadores que aporten nuevos pasajeros durante la temporada de invierno (de octubre a marzo). En el de Enaire, la rebaja de la tarifa de ruta del 12% entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y se mantendrá hasta que el gestor aeroportuario vuelva a revisar sus tarifas.

En materia de empleo se ampliará la bonificación a la contratación de trabajadores fijos discontinuos, que ya se aplican en noviembre, febrero y enero, también en octubre y diciembre, y se va a abrir una ventanilla en la Tesorería General de la Seguridad Social para asesorar sobre aplazamientos de pago para los afectados o sobre los pasos a seguir en las reclamaciones del proceso de liquidación de Thomas Cook.

Fuente: Cinco Días