Banco Santander ha cerrado la venta de una cartera de préstamos dudosos con un saldo pendiente de unos 1.672 millones de euros a Amitra Capital, una sociedad propiedad al 100% del fondo canadiense CPPIB.

Esta operación de saneamiento implica el traspaso de más de 13.000 préstamos hipotecarios, que seguirán siendo administrados directamente por el banco y por terceros con los clientes.

El fondo canadiense se ha comprometido a realizar una nueva inyección de capital en su sociedad Amitra Capital que respalde la operación, si bien el importe concreto no ha trascendido, como es habitual en ese tipo de transacciones.

El director general de CPPIB, Derek Jackson, ha asegurado que esta cartera «encaja bien» con su estrategia crediticia, lo que le beneficiará a largo plazo mediante la diversificación del riesgo con este tipo de activos, en los que invierte desde 2015.

Fuente: Cinco Días