Ferrovial ha logrado un contrato con el Ministerio de Justicia de Reino Unido por importe de 632 millones de libras (unos 725 millones de euros) a través de Amey, la filial de servicios británica que actualmente tiene a la venta y, por tanto, desconsolidada de sus cuentas.

El contrato abarca la realización del traslado de presos entre las cárceles de Gales y las regiones central y Norte de Inglaterra y los distintos juzgados a los que tengan que acudir durante un periodo de diez años. En virtud del acuerdo, Amey calcula que transportará unos 250.000 presos entre los juzgados y los centros de internamiento, según indicó en un comunicado.

La firma prevé emplear a unos 1.400 trabajadores para realizar estos trabajos que, además de los traslados, incluyen la gestión de las salas de custodia y declaración, así como la del banquillo de los acusados en los juzgados.

La filial británica sobre la que Ferrovial tiene colgado el cartel de ‘se vende’, asegura contar con una «sólida trayectoria» como proveedor de servicios de internamiento y traslado de internos, dado que realiza tareas de estas características para el Ministerio de Justicia británico desde 2011.

Amey forma parte de la división de servicios de Ferrovial en cuya venta actualmente trabaja el grupo, que busca acometer la transacción tanto por mercados como por activos, e incluso no descarta llegar a acometerla mediante una salida a Bolsa en caso de que resultara conveniente.

Fuente: Cinco Días