General Motors ha suspendido el reparto del dividendo trimestral y su programa de recompra de acciones con el fin de ganar liquidez ante la crisis provocada por el Covid-19, que ha provocado el cierre de la mayoría de sus plantas.

Además, el grupo estadounidense ha extendido el vencimiento de un crédito por valor de 3.600 millones de dólares (3.320 millones de euros) hasta abril de 2022 -tres años más- y pondrá en marcha otras medidas de «austeridad», según ha informado en un comunicado.

Esta acción complementa la extensión del acuerdo de crédito de 364 días de 2.000 millones de dólares (1.840 millones de euros) hasta abril de 2021, que la compañía y su filial financiera renovaron a principios de este mes.

«Continuamos mejorando nuestra liquidez para ayudar a navegar las incertidumbres en el mercado global creada por la pandemia. Fortalecer nuestra posición de efectivo y nuestro balance general posicionará a la compañía para crear valor para todos nuestros clientes», ha subrayado la directora financiera de General Motors, Dhibya Suryadevara.

Fuente: Cinco Días