Iberia está dispuesta a pagar un complemento a todos sus empleados que puedan verse afectados por el ERTE presentado la pasada semana y pendiente de su aprobación por parte de la Autoridad Laboral. El complemento será inversamente proporcional al salario que perciba el trabajador. De este modo, “quienes más cobran harán un sacrificio mayor, y viceversa”, explica la compañía en un comunicado.

Con esta medida, la suma de la prestación por el desempleo y el complemento de la compañía hace que los trabajadores que vean suspendidos temporalmente sus contratos cobren entre el 55% y el 100% de su retribución mensual equivalente, incluyendo conceptos fijos y variables.

Para el personal fuera de convenio que no esté incluido en el ERTE se ha programado una reducción salarial proporcional a su retribución. Este recorte va del 10% para los niveles más bajos hasta un 40% para los directores, el 45% para los miembros del Comité de Dirección y un 50% para el presidente, Luis Gallego.

Iberia está plantando cara a la crisis motivada por la pandemia del coronavirus con un expediente de regulación temporal de empleo por causas de fuerza mayor y un plazo inicial de tres meses. El ajuste, que afecta al 90% de las plantillas de vuelo y handling, alcanzará a unos 13.700 de los 17.000 trabajadores de la aerolínea.

Fuente: Cinco Días