Las plantas de Iveco en Valladolid y Madrid volverán finalmente a la actividad el 11 de mayo, una semana más tarde de lo previsto. Así se lo ha comunicado este viernes la dirección de la compañía al comité de empresa.

Según han explicado fuentes de la empresa a CincoDías, se retrasa la reapertura de las fábricas por «causa de fuerza mayor» ante posibles problemas de suministro de piezas y componentes por parte de los proveedores que operan en el norte de Italia, una de las zonas más castigadas por el Covid-19.

«El retraso es consecuencia de la dificultad que existe para garantizar el aprovisionamiento de piezas y material para llevar a cabo las tareas productivas con normalidad», han señalado las mismas fuentes.

En un principio, Iveco fijó el 4 de mayo para volver a operar en Valladolid y Madrid, con 1.000 y 2.300 trabajadores, respectivamente. En la factoría de la capital española, donde fabrica los modelos Stralis, S-way y Trakker, la compañía puso en marcha a mediados de marzo el ERTE que tenía firmado en diciembre ante la caída de producción y que tenía de plazo para activar hasta junio.

En Valladolid, ensambla el Daily y los empleados ya se encontraban afectados por un ERTE de 40 días de parada de la fábrica entre finales de octubre de 2019 y el pasado 30 de marzo. A 16 de marzo, cuando se aplicaron las medidas de confinamiento, solo se habían consumido unas 30 jornadas.

Fuente: Cinco Días