Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica, ubicada en la localidad de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y filial de Daimler en España, ha iniciado conversaciones con los representantes sindicales para presentar a lo largo de la próxima semana un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para hacer frente al impacto del coronavirus.

Según ha informado la compañía en un comunicado, el ERTE afectará a la totalidad de la plantilla -de unas 160 personas-. La empresa se centra en la distribución de piezas de recambio originales para camiones, autobuses, furgonetas y turismos de las marcas Mercedes-Benz, smart, Setra y FUSO en la Península Ibérica.

La dirección de la compañía implementó desde que se decretara el estado de alarma un plan de contingencia con medidas operativas y laborales, con el fin preservar la salud y seguridad de sus trabajadores y el mantenimiento del empleo.

Además, asegura estar está comprometida con mantener el suministro de recambios y con ello asegurar la movilidad de los camiones, ambulancias, furgonetas de reparto y demás vehículos de las marcas que representa. Mantendrá un servicio mínimo con el fin de garantizar la disponibilidad y envío de los recambios necesarios para las intervenciones en talleres y asistencia en carretera.

Fuente: Cinco Días