Las cadenas de supermercados descartan que exista el riesgo de desabastecimiento en sus tiendas como consecuencia del coronavirus y apuntan a que el suministro está garantizado pese a registrar una mayor afluencia de clientes de lo normal. 

Así lo han asegurado este martes fuentes del sector de la distribución, que han apuntado a que las imágenes de estanterías vacías, que se hicieron virales este lunes, corresponden a «problemas puntuales» en algunos locales concretos, pero no implican que existan problemas de aprovisionamiento.  

En este sentido, han confirmado que a última hora de ayer lunes algunas de sus tiendas registraron un incremento de la afluencia de clientes, fundamentalmente en Madrid, lo cual provocó un pico de ventas por encima de lo habitual después de hacerse público el cierre de los centros educativos a partir del miércoles 11 en esta comunidad.

No obstante, más allá de algún «problema puntual en algunas tiendas», desde el sector han incidido en que no existe peligro de desabastecimiento y que tanto el sector de la distribución como los fabricantes de alimentos y bebidas están preparados para hacer frente a un hipotético aumento de la demanda.

De hecho, estas mismas fuentes han garantizado que hoy abrirán sus establecimientos con normalidad y han apuntado a que se ha reforzado el almacenamiento de algunos productos más demandados para evitar precisamente cualquier rotura de existencias.

En paralelo, la .Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged), que engloba a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Eroski, ha garantizado el «abastecimiento» y el «buen funcionamiento» de la actividad de las tiendas en la Comunidad de Madrid, así como de la cadena de suministro y de la logística tras las imágenes de madrileños colapsando los supermercados e hipermercados por la alarma creada por el coronavirus.

En concreto, la patronal de gran consumo hace un llamamiento a la «tranquilidad» a los consumidores madrileños después de las imágenes de las últimas horas y de primera hora de esta mañana en las que se ven los lineales vacíos de supermercados, así como largas colas en tiendas y centros comerciales.

Anged ha precisado a Europa Press que desde hace semanas está realizando una «labor de coordinación e información» con las empresas, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias en todo momento y ha subrayado que a efectos de prevención y seguridad, las compañías cuentan con «protocolos de acción», además de haberse coordinado con representantes de los trabajadores.

De esta forma, la patronal de gran consumo subraya que lejos de algún caso puntual en una tienda a última hora del día o de un producto concreto, las empresas tienen «capacidad para funcionar».

Además, se estima que la afluencia a los supermercados y centros comerciales sea superior este martes en previsión de que los niños pasen más tiempo en casa tras el anuncio ayer de la Comunidad de Madrid de suspender las clases desde el miércoles en las guarderías, colegios, institutos y universidades, públicas y privadas, durante los próximos 15 días (desde este miércoles) debido al coronavirus, pero las empresas tienen capacidad para hacer frente a esta demanda puntual.

Desde el sector de los supermercados han hecho un llamamiento a la calma y la tranquilidad para que el consumidor realice su compra con «normalidad».

A finales de la semana pasada, la consultora Nielsen reveló que se ha producido un incremento significativo de las ventas de algunos productos en las cadenas de distribución españolas, especialmente en el segmento de higiene y en el de alimentación envasada, así como de los pedidos realizados a través de Internet.

Concretamente, informó de una fuerte subida de las ventas en la última semana de febrero respecto al mismo período del año anterior de legumbres (+47 %), arroz (+45 %) y pastas (31 %), a lo que se sumó la compra de termómetros (+222 %) y productos desinfectantes con alcohol etílico y asépticos (+178 % en ambos casos).

Fuente: Cinco Días