Las empresas que integran Aelec (Asociación de Empresas de Energía Eléctrica), la antigua Unesa, han activado “diferentes planes de contingencia” con el objetivo de asegurar “el normal funcionamiento de sus instalaciones y actividades y proteger la salud y seguridad de sus trabajadores” ante la pandemia del coronavirus COD-19, según informó ayer esta asociación en una nota de prensa.

En dicha nota, Aelec, en la que están asociadas las cindo grandes distribuidoras eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP España y Viesgo) destaca que, “siguiendo en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias competentes”, cada una de las asociadas ha aplicado “medidas concretas” en sus instalaciones y centros de trabajo para proteger la salud y seguridad de sus trabajadores, “garantizando a su vez el suministro de un servicio esencial para la sociedad”.

Asimismo, entre otras medidas aplicadas, según Aelec, las eléctricas han fomentado el teletrabajo, reforzado el control preventivo de los equipos de campo y han desdoblado, replicado y compartimentalizado equipos en sus centros de control y de atención al cliente.

Galán anima a los empleados de Iberdrola a “que den lo mejor de sí en estos momentos de dificultad»

Las compañías del sector ya vienen aplicando medidas de teletrabajo en sus sedes corporativas para la protección de sus empleados y, en algunos casos, como el de Natrgy, ha ofrecido el aplazamiento del pago de las facturas a pymes y autónomos.

Por su parte, Iberdrola anunció ayer un plan de acción global contra el coronavirus, de acuerdo con las autoridades sanitarias. Concretamente, 65 medidas que contribuirán a garantizar la operativa de su negocio, atendiendo al cumplimiento de sus compromisos con clientes, suministradores, accionistas y sociedad en general, mientras protege la salud y seguridad de sus trabajadores y facilita la conciliación de su vida personal y laboral.

El presidente del grupo, Ignacio Galán, informó a la plantilla de las medidas adoptadas y apeló “al gran sentido de la responsabilidad demostrado siempre por los trabajadores de Iberdrola para evitar que el servicio se vea afectado”. Galán animó a los empleados “a que den lo mejor de sí para garantizar el suministro eléctrico en estos momentos de dificultad”.

Fuente: Cinco Días