En dos semanas las entidades financieras han concedido 11.700 millones de euros en créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) en 116.000 operaciones, según datos correspondientes al lunes pasado y facilitaros por el Ministerio de Asuntos Económicos.

Estos préstamos han permitido la canalización al tejido industrial de 15.100 millones de euros, explica Economía. Pymes y autónomos han sido los principales beneficiados, dada la avalancha de peticiones que realizaron el primer día que se lanzó esta línera de créditos el pasado 6 de abril. Estos dos colectivos han acaparado el 99% de los fondos distribuidos, con 9.000 millones de euros, y una financiación total de casi 11.300 millones de euros.

El Gobierno aprobó una línea de avales ICO para la concesión de créditos para evitar la asfixia de las empresas por la crisis sanitaria del coronavirus de 100.000 millones de euros, aunque inicialmente habilitó 20.000 millones de euros, de los que 10.000 millones correspondían a pymes y autónomos y otros 10.000 millones a grandes empresas. Pero la demanda desde el primer momento de esta financiación por parte de autónomos y pymes sobrepasó los 20.000 millones casi el primer día de su apertura.

De esta forma, el Gobierno volvió a habilitar el Viernes Santo otros 20.000 millones destinados solo a este colectivo de pymes y autónomos. Estos avales del ICO están garantizados en un 80% por el Gobierno en el caso de pymes y autónomos, en un 70% para las renovaciones y un 60% para las grandes empresas.

Los avales del ICO sirven para apoyar las necesidades de liquidez de las empresas, el circulante, y para responder a las necesidades diarias de autónomos, pymes y grandes empresas.

Las entidades financieras deben transferir esta cobertura en forma de mejores condiciones para los clientes con menores tipos de interés, ampliaciones de plazo e incluso la introducción de periodos de carencia, como ha recordado ayer la vicepresidenta Nadia Calviño en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Las entidades financieras esperan que el ICO acelere las autorizaciones de la demanda de crédito en estos días, antes de fin de mes. También se espera que algunos bancos desatasquen las solicitudes para dar curso a las peticiones crediticias, explican fuentes financieras, que añaden que la avalancha de solicitudes los primeros días ha sido tal, que dadas las circunstancias ha derivado en un retraso en la operativa.

Fuente: Cinco Días