La asociación de empresas constructoras y concesionarias Seopan ha llamado la atención esta mañana asobre un acusado descenso del 32,3% en la licitación de obra pública en el primer trimestre, en comparación con el mismo periodo de 2019. La cifra acumulada al cierre de marzo es de 3.436 millones en contratos, frente a los 5.074 millones del periodo comparable.

De la cifra actual, la Administración Central es la que ha experimentado un mayor retroceso, con 894 millones en los tres meses, lo que supone una disminición del 50,6%. Por departamentos, el Ministerio de Transportes ha publicado contratos por 762 millones frente a los 1.640 millones contabilizados a marzo de 2019. El Ministerio de Transición Ecológica sube un 103% desde una cifra pobre de 13 millones el pasado ejercicio a la presente licitación por 26,6 millones. El resto de ministerios, según la estadística elaborada por Seopan, arrojan un descenso del 33%, hasta los 105 millones en nuevos contratos por adjudicar.

Si el departamento que dirige José Luis Ábalos destaca históricamente por su papel de motor de la inversión pública, en este arranque de año se ve claramente superado por las Comunidades Autónomas, cuyo volumen de licitación apenas se resiente un 2,2% y alcanza los 1.446 millones a 31 de marzo. Los ayuntamientos, diputaciones y cabildos, por su parte, suman 1.095 millones, lo que representa un retroceso del 38,6%.

En el mes de marzo se licitaron en España contratos por 541 millones, frente a los 1.532 millones de marzo de 2019

Poco más de 500 millones en marzo

El notable recorte en la puesta en juego de nuevos contratos públicos está relacionado con el efecto de la pandemia del coronavirus y la paralización de los trámites administrativos con la entrada del estado de alarma. En el mes de marzo se licitaron en España contratos por 541 millones, en contraste con los 1.593 millones de enero y los 1.302 millones de febrero. En marzo del año pasado la licitación pública alcanzó los 1.532 millones de euros.

Las distintas Administraciones venían de un repunte de la licitación en el mes de febrero, mejorando las cifras del mismo mes de 2019, pero en marzo el desplome ha sido generalizado. Entre los motores de la obra pública, Adif apenas ha podido licitar contratos por 10,5 millones de euros en marzo, según los datos eleborados por Seopan. El administrador de la red ferroviaria y promotor de las obras del AVE alcanza los 250 millones en el trimestre, con una variación a la baja del 70%.

La Dirección General de Carreteras se ha quedado en blanco en marzo y el descenso es del 36% en el trimestre; Aena llegó a los 31 millones en este último mes, acumulando una caída del 35% en el trimestre; y Puertos del Estado licitó por 35 millones, la mitad que en enero, pero en el primer trimestre las Autoridades Portuarias mejoran aún un 6,1% su licitación.

Obra autonómica

Entre las Comunidades Autónomas, destaca el tirón de la Generalitat de Cataluña, con 86 millones en marzo, cuantía que mejora los 77 millones sumados entre enero y febrero. Sin embargo, los 163 millones acumulados por la administración catalana en este 2020 van un 11% a la baja respecto a los datos del primer cuarto de 2019.

La Junta de Andalucía, con 26,5 millones en marzo, también ha licitado más que en enero (19,7 millones) y en febrero (15,3 millones). La suma del trimestre, de 61,5 millones, está un 75% por debajo de los 245 millones de un año atrás.

Los datos reunidos por el colectivo de constructoras recoge cero euros de licitación en marzo por parte del Principado de Asturias, la Junta de Castilla-La Mancha, Extremadura y prácticamente Aragón, Murcia o Extremadura.

El extraordinario tirón de la Comunidad de Madrid en febrero de este año, con más de 400 millones en volumen de licitación, hace que el cierre trimestral se produzca con 568 millones y un incremento del 319%.

Transportes y edificación, casi a la par

Del total de la obra licitada en España entre enero y marzo, con los citados 3.436 millones de euros, la mayor parte corresponde a infraestructuras de transporte, donde se acumulan contartos por 1.307 millones; la edificación contabiliza 1.010 millones, y las obras hidráulicas ascienden a 603 millones, entre las principales partidas.

Las tablas de Seopan remarcan una disminución en la gestión de nuevos contratos de obra en el año móvil, en parte también por los recientes periodos electorales y la formación de un Gobierno que acaba de cumplir sus primeros 100 días en plena crisis sanitaria.

La licitación total en España entre abril de 2018 y marzo de 2019 sumó 17.369 millones, mientras que entre abril de 2019 y este pasado marzo la cuantía baja un 4,5%, hasta los 16.580 millones. El volumen de los últimos 12 meses ha sido sostenido por las Comunidades Autónomas, donde la licitación se dispara un 46%, mientras se aprecian declives del 15% y del 25% en el Gobierno Central y las Adminitraciones locales, respectivamente.

Fuente: Cinco Días