El mayor grupo europeo de aerolíneas, el germano Lufthansa, ha puesto cifras concretas al reciente anuncio de un recorte del 50% en su capacidad. La empresa renuncia a 23.000 vuelos por el impacto del coronavirus para el periodo que va del 29 de marzo al 24 de abril, y aún espera que pueda haber impactos adicionales.

El ajuste afecta a operaciones de corto, medio y largo radio, anticipando un fatal mes de abril para el sector aéreo pese a la celebración de la Semana Santa. Las suspensiones también tocan a toda la red de destinos, desde Europa hasta América, Asia y Oriente Medio.

El holding Lufthansa cuenta con una flota de 780 aviones entre Lufthansa AG, Swiss, Austrian Airlines, Brussels y Eurowings. Su volumen normal de vuelos supera los 3.000 diarios.

En medio de la severa tormenta para el sector, el mayor aeropuerto europeo por volumen de tráfico, el londinense de Heathrow, ya ha anunciado hoy una caída de casi el 5% en pasajeros corresponiente al mes de febrero. La infraestructura se ve lastrada por la caída de las conexiones con Rusia o Asia.

Y en España, es Aena la que publica mañana su estadística afectada ya por la decisión de cancelar el Mobile World Congress, la escalada de la epidemia en Italia o la suspensión de numerosos vuelos hacia y desde China.

Fuente: Cinco Días