/, Actualidad Económica, Cinco Días/Madrid ofrece prohibir contratar los VTC a menos de 300 metros y el taxi lo rechaza por “ineficaz”

Madrid ofrece prohibir contratar los VTC a menos de 300 metros y el taxi lo rechaza por “ineficaz”

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han alcanzado un acuerdo sobre cómo regular los servicios de Uber y Cabify en su territorio, y propusieron este viernes al sector del taxi aceptar un decreto ley que pretende imponer una nueva forma de precontratación de los vehículos VTC basada en la distancia respecto al cliente, en lugar del tiempo de antelación, como han hecho en Cataluña. Tras valorar la propuesta, los taxistas madrileños han decidido rechazarla por “ineficaz” y “falseable” y han anunciado que mantienen la huelga indefinida, que iniciaron el pasado lunes.

Según el borrador pactado entre las dos instituciones madrileñas, al que ha tenido acceso CincoDías, el decreto ley implicará prohibir la contratación de VTC cuando la distancia entre el cliente y el vehículo sea inferior a los 300 metros. Los ayuntamientos, en todo caso, podrán elevar este umbral a los 500 metros. El borrador añade una particularidad para los vehículos eléctricos (registrados como CERO emisiones), que se podrán contratar a una distancia igual o superior a 150 metros, ampliables a 250 por los municipios.

Desde el gobierno regional y el consistorio se defiende que con esta medida se evitará que los VTC recojan clientes mientras circulan, algo para lo que no están habilitados y que, según el colectivo de taxistas, es una práctica extendida. Igualmente, los VTC no podrán aparcar a menos de 100 metros de áreas de confluencias de clientes como aeropuertos, estaciones, intercambiadores, hoteles, centros comerciales o lugares donde se celebren grandes eventos.

El texto añade que para controlar que el requisito de precontratación por distancia se cumpla, las VTC deberán almacenar y conservar electrónicamente el geoposicionamiento de los vehículos que prestan los servicios, tanto respecto del momento de la formalización del contrato como de la recogida efectiva del cliente, durante un plazo de tres meses, así como facilitar el acceso a dicha información a la administración competente cuando le sea requerida.

Más información

Igualmente, el borrador precisa que los servicios VTC deberán comunicarse por vía electrónica antes de su prestación. Y fija que, en ningún caso, estos vehículos puedan circular por las vías públicas en busca de clientes, quedando “prohibido el ofrecimiento directo de los servicios, la recogida de personas en la vía pública que no los hubieran precontratado y el permanecer estacionados a fin de propiciar la captación de viajeros sin mediar contratación previa”.

El texto pactado entre comunidad y ayuntamiento también recoge que a la finalización de los servicios, los VTC que no estén contratados podrán ser estacionados en lugares distintos a aeropuertos, estaciones de tren y de autobuses, intercambiadores de transporte, hoteles o centros comerciales, o volver al lugar donde la empresa tenga una base.

Ante la propuesta, el sector del taxi ha asegurado que no puede aceptar la precontratación por distancia, “porque es una fórmula ineficaz. De hecho, ya se descubrió en Londres que es trucable por Uber. Esta compañía engañaban a las autoridades sobre la ubicación de los VTC con el software Greyball”.

Las fuentes consultadas añaden que “el concepto de precontratación que hay en la ley estatal se refiere a tiempo no a espacio”. “Es un sistema deficiente e incoherente legalmente. Es incontrolable para aplicar la ley y para sancionar a las plataformas. Además deja fuera de control de la norma a las VTC tradicionales que contratan sin sistemas de geolocalización”, dicen.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi, Julio Sanz, ha valorado positivamente que “existen avances”, pero asegura que son “muy insuficientes”. “No se parecen en nada” a las peticiones del colectivo de taxistas. En su opinión, los 300 metros fijados es “una burla”, dado que una gran manzana tiene más de esa distancia y con ellos se está procurando la inmediatez.

Otras fuentes consultadas entienden que debe ser el Ministerio de Fomento quien defina qué es precontratación para toda España, “porque ninguna administración está dispuesta a correr con el eventual daño económico que alegasen las empresas de VTC. Y en todo caso es el Gobierno central el que ha provocado esta situación y es el que tiene más herramientas para solucionar económicamente este asunto, mediante tratamientos de fiscalidad negativa”.

Los taxistas sí se mostraron satisfechos con que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, haya aceptado, según aseguran, su propuesta de que los VTC no puedan aparcar en superficie y sean controlados por lectura de matrícula en el Madrid central. “Un sistema de lectura que sabe que no puede aplicarse al resto de la capital o de la Comunidad Autónoma”, añadieron.

Por su parte, la patronal de las VTC Unauto, que al igual que el taxi ha mantenido hoy una reunión con la Comunidad de Madrid, agradeció la invitación de esta y se mostró dispuesta a trabajar para encontrar una regulación «justa», que fomente «la coexistencia» entre taxis y VTC.

No obstante, el presidente de Unauto, Eduardo Martín, ha puntualizado que para evitar la captación ya existe el registro electrónico en el que trabaja Fomento. «Desde Unauto», dice, «hemos apoyado su creación y estamos colaboración con el ministerio para ponerlo en marcha lo antes posible”. Otras fuentes del sector de las VTC había manifestado antes que la medida de la precontratación por distancia es «absurda», más cuando plataformas como MyTaxi pueden enviar el taxi más cercano.

Garrido y Carmena aclararon esta mañana que han optado por fijar la distancia a la que deberán estar los VTC antes de ofrecer el servicio en lugar del tiempo de precontratación por evitar problemas legales que podrían derivar en «sanciones millonarias», tal y como ha advertido la CNMC, y «que podrían dejar en quiebra a una comunidad autónoma», según precisó el presidente del gobierno regional.

Garrido también señaló que el acuerdo alcanzado con el ayuntamiento supone «un grandísimo avance» que debería llevar a los taxistas a actuar con «responsabilidad» y abandonar la huelga, que hoy cumple su quinto día. «Creo que son manos tendidas a todo el colectivo del taxi», añadió Carmena.

Este sábado, los taxistas madrileños continuarán con sus protestas. No quieren bajar la guardia. Este viernes una caravana de 800 taxis ha estado recorriendo la ciudad, pitando al pasar por las sedes de los partidos como Ciudadanos, en Ventas, y del Partido Popular, en la calle Génova. También se manifestaron junto al cementerio de la Almudena, bloqueando múltiples zonas de la capital. Y bajaron al vestíbulo de la estación de Metro de Feria de Madrid, donde al grito de «Bienvenidos a Fitur», trasladaron su protesta a los viajeros que iban llegando al recinto ferial, donde mantienen su cuartel general. 

Los taxistas de Madrid ya anunciaron en la tarde del jueves su intención de diversificar sus protestas y llevarlas a otros puntos de la ciudad si no había una buena propuesta por parte de las instituciones madrileñas. De momento, siguen esperando.

Sujeto a otras condiciones

El borrador establece igualmente que los VTC estarán sujetos a todas las condiciones y limitaciones que establezcan los municipios en el ejercicio de sus competencias sobre utilización del dominio público viario, gestión del tráfico urbano, protección del medio ambiente y prevención de la contaminación. Algo que podría impactar en su estacionamiento, horarios y calendarios de servicio o restricciones de circulación.

Un punto que no aparece en el borrador, pero que sí se habría puesto sobre la mesa, y que se recogería más tarde en la ordenanza, es un periodo de descanso para las flotas de VTC durante el fin de semana. Fuentes conocedoras de las negociaciones entre taxistas y la CAM aseguran que se ha hablado de que el 50% de la flota VTC pare el sábado y el domingo, con el objetivo de equilibrar el número de taxis y de vehículos de alquiler con conductor en las calles.

Empiezan los despidos en Barcelona

Moove Cars, la empresa con más licencias VTC en España (400 en Cataluña, y otras 600 en trámite, que realizan servicios para Uber), ha enviado una carta al consejero de Trabajo de la Generalitat, Chakir el Homrani, donde le advierte que se verá obligada a despedir a los 726 trabajadores, la totalidad de su plantilla en esa comunidad, si sigue adelante el decreto ley que quiere aprobar el Govern para regular los VTC.

 Se espera que la próxima semana se anuncien más de 2.500 despidos en Cataluña entre diferentes empresas de VTC. Según fuentes consultadas por CincoDías, además de Moove Cars otras compañías como Auro y Vector Ronda, propietarias también de un número importante de licencias VTC, planean también despedir a sus plantillas en Cataluña, 750 en el primer caso y 1.200 en el segundo.

Los conductores de VTC seguirán concentrados en la Diagonal de Barcelona hasta el próximo martes si la Generalitat no modifica su posición sobre el decreto ley que aprobará ese día y que obligará a contratar los servicios de estas empresas con hasta una hora de antelación. El presidente de Unauto Catalunya, Josep Maria Goñi, indicó que la concentración de coches seguirá, pero de forma “ordenada y pacífica” y facilitando la movilidad a los ciudadanos.

Fuente: Cinco Días

By |2019-01-25T15:29:42+00:00enero 25th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Madrid ofrece prohibir contratar los VTC a menos de 300 metros y el taxi lo rechaza por “ineficaz”