Banco Santander ha comunicado una línea de créditos de 20.000 millones de euros a pequeñas y medianas empresas y autónomos, con tipos pagaderos a un año. La medida tiene como objetivo «mitigar el posible impacto del brote de coronavirus», según ha indicado la entidad.

El banco prevé ofrecer liquidez a corto plazo a un plazo de un año para garantizar la continuidad del negocio en los sectores afectados. Con ello, pretende «dar a las empresas afectadas mayor flexibilidad en la gestión de su flujo de caja».

El banco se compromete, además, a analizar en detalle cualquier necesidad de financiación que puedan tener sus clientes, independientemente del sector de actividad.

Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España, dijo: “En estos momentos de  incertidumbre, Santander quiere estar cerca de las empresas españolas, especialmente de las pymes, acompañándolas y buscando soluciones a sus posibles problemas.

Santander recuerda que desde el momento en que se tuvo conocimiento de la actual emergencia sanitaria la entidad «ha estado monitorizando la situación y ha activado todos los protocolos y acciones necesarias para mitigar sus posibles efectos».

Fuente: Cinco Días