España ha registrado un sólido crecimiento en el número de solicitudes de patente en la Oficina Europea de Patentes (OEP) en 2019. Concretamente, se elevaron un 6% frente al año anterior, aumentando por quinto año consecutivo, lo que confirma una tendencia al alza estable, según el Índice de patentes 2019 del citado organismo publicado hoy. Además, con 1.887 solicitudes de patente, estas aumentaron un 28% en comparación con los cinco años anteriores.

En total, la OEP recibió más de 181.000 solicitudes el pasado año, un 4% más en comparación con 2018, alcanzando un nuevo máximo histórico. Alrededor del 45% de las solicitudes se originaron en los 38 países miembros de la organización y el 55% en otras regiones. Los principales países fueron EE UU (25% del total), seguidos por Alemania (15%), Japón (12%), China (7%) y Francia (6%). España ocupó la decimoquinta posición, con el 1% del total.

El aumento de las solicitudes de patente en la OEP en 2019 fue impulsado principalmente por el fuerte crecimiento de China, EE UU y Corea del Sur, que impulsaron su número de solicitudes en un 29,2%, un 5% y un 14,1%, respectivamente.

Antonio Campinos, presidente de la OEP, destaca refiriéndose a España que la contribución de las universidades e institutos de investigación a la actividad de innovación y patentamiento ha jugado un papel clave en el resultado alcanzado por el país, “donde hay una tendencia estable al alza en estas actividades, lo cual es un reflejo de las inversiones a largo plazo en I+D”.

Pese a que Campinos apunta que los datos demuestran que la capacidad de innovación de España “descansa en unos cimientos cada vez más firmes”, lo cierto es que España sigue estando lejos en solicitud de patentes de sus países vecinos como Alemania (26.805), Francia (10.163), Suiza (8.249), Reino Unido (6.156) o Italia (4.381). Eso sí, mientras las solicitudes crecieron un 6% en España, un 6,9% en Reino Unido o un 1,2% en Italia, el Alemania se mantuvo estable (+0,5%) y registraron caídas Francia (-2,9%) y los Países Bajos (-2,6%).

En el caso de España, cuatro de los ocho principales solicitantes son organizaciones científicas o de investigación. El CSIC lideró la tabla con 34 solicitudes, seguido por la Fundación Tecnalia Research & Innovation (26), Telefónica (23), Laboratorios Esteve (20), Dalphi Metal (19), la Universidad Autónoma de Barcelona (14), ICFO – Instituto de Ciencias Fotónicas (12), y Repsol (11).

A nivel global, Huawei encabezó la lista de solicitantes con 3.524 solicitudes. Samsung subió al segundo puesto y LG al tercero, tras ganar una posición. Las dos empresas surcoreanas, con 2.858 y 2.817 solicitudes, respectivamente, fueron seguidas por la empresa estadounidense United Technologies (con 2.813) y el primer solicitante de 2018, Siemens, que se quedó en la quinta plaza, con 2.619.

La industria farmacéutica, el transporte y la tecnología médica fueron los campos tecnológicos líderes en el número de patentes de origen español. La primera creció un 2,5% hasta las 165 solicitudes; las otras dos, un 23,7% y un 10,3%, respectivamente. Por regiones, Cataluña, con 645 solicitudes, encabezó el ranking, con un 34,2% de cuota sobre el total, pero Aragón registró el mayor crecimiento, un 232,5% hasta 133 solicitudes. La Comunidad de Madrid, con 362 solicitudes, perdió cuota frente a 2018, al pasar del 21% al 19,2%, lo que le ha hecho distanciarse más de Cataluña. El País Vasco fue tercero, con el 10,3%, más de dos puntos menos que un año antes.

Otro dato relevante del informe a nivel global fue el aumento de las solicitudes de patentes en los ámbitos de la comunicación digital y la tecnología informática, lo que refleja, subrayan, la importancia cada vez mayor de las tecnologías relacionadas con la transformación digital. De hecho, es la primera vez que la comunicación digital (que incluye tecnologías para la implantación de las redes 5G) ocupa el primer lugar en términos de solicitud de patentes presentadas en la OEP en más de una década. En 2019 registró el mayor crecimiento (+19,6% con respecto a 2018) y superó a la tecnología médica (+0,9%), que había sido la tecnología más patentada desde 2006. Con un aumento del 64,6%, las empresas chinas fueron las que más contribuyeron al crecimiento en este campo.

Respecto al segundo campo con mayor crecimiento, el de la tecnología informática (+10,2%), su tirón tuvo mucho que ver con las solicitudes de patente relacionadas con la inteligencia artificial. Y aquí las empresas e inventores estadounidenses (+14,6% con respecto a 2018) representaron casi el 40% de todas las solicitudes, seguidas de sus homólogas de los 38 Estados miembros de la OEP (+9,3%), con casi el 30% del total, y desde China (+18,7%) con una cuota de algo más del 10%.

Fuente: El País