Revés a la política de equipaje de Ryanair. Un juzgado de Madrid ha declarado nula la cláusula de la aerolínea que determina las tarifas aplicables a las maletas de mano, al considerar que no está amparada en las normas comunitarias y que viola la legislación nacional. La sentencia considera que el tener que pagar por llevar en cabina un equipaje de mano —tal y como establece la compañía irlandesa de bajo coste, salvo se haya adquirido con antelación un billete de tarifa priority—  es una disposición «abusiva al cercenar los derechos que el pasajero tiene reconocidos por ley [art. 97 de la Ley de Navegación Aérea], generando un desequilibrio de prestaciones entre las partes contratantes en perjuicio del consumidor». Por ello, el tribunal falla que dicha cláusula tenga que ser declarada nula y desterrada del contrato.

MÁS INFORMACIÓN

La sentencia responde a una reclamación interpuesta por una pasajera que compró un billete para volar de Madrid a Bruselas y que en la puerta de embarque fue obligada a abonar 20 euros para poder llevar en cabina su maleta de mano, de 10 kilos, al no haber adquirido con antelación la tarifa prioritariaEl juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid ha estimado parcialmente la demanda de la mujer y ha obligado a la aerolínea a devolverle los 20 euros cobrados (más el interés moratorio), pero no los 10 euros que pedía en concepto de daño.

El juzgado, que recibió la demanda de reclamación de la mujer el pasado mayo, explica en la sentencia que la controversia atañe «una cuestión eminentemente jurídica como es si la compañía aérea puede cobrar un suplemento al pasajero por transportar su equipaje de mano», entendiendo por ello no los bolsos o las bolsas con compras efectuadas en el aeropuerto, «sino aquellas maletas o mochilas de pequeñas dimensiones en cuyo interior el pasajero lleva su ropa y demás objetos y enseres de uso personal».

Concluye que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya abordó la cuestión y distinguió entre el equipaje a facturar —que no considera un servicio indispensable para el transporte de pasajeros y por ello las compañías puede cobrar un suplemento, y el «de mano o no facturado», que «estima como elemento indispensable del transporte aéreo por lo que la compañía viene obligada a transportarlo sin poder exigir ningún tipo de suplemento o sobrecoste sobre el precio del billete al pasajero».

La nueva política de equipaje de Ryanair entró en vigor el pasado 1 de noviembre, y obliga a todos los viajeros a pagar por los bultos de mano, que hasta ese momento eran gratuitos. La aerolínea de bajo coste solo permite llevar gratis un bolso o mochilas pequeñas, pero no las clásicas maletas de mano, salvo se adquiera el suplemento de embarque prioritario. Algunos países, como Italia, multaron la compañía por «engañar» al consumidor con esta nueva política de equipaje por no ser transparente sobre el verdadero precio del billete. 

Fuente: El País