El Covid-19 ha sido muy duro con el sector de los eventos y las celebraciones. Se han aplazado o cancelado el 98% de los eventos desde el estado de alarma y la previsión más optimista dice que no se podrán retomar eventos hasta octubre. Por ello, la startup española Entretenemos ha lanzado la plataforma #lafiestaencasa. El objetivo es atajar la sacudida de la crisis al sector cultural y de los eventos. Solo en bodas y comuniones mueve en torno a 4.000 millones al año en España.

Esta plataforma ofrece la posibilidad de que se sigan realizando eventos y celebraciones en streaming totalmente personalizadas con el profesional que se haya seleccionado. Es posible contratar servicios de entretenimiento online para uso particular o bien para regalar a un amigo o familiar. Por ejemplo, regalar un show de magia a un niño para su cumpleaños o contratar un concierto acústico personalizado para toda la familia. También ofrece contratar cursos personalizados con sus profesionales, cómo podría ser un curso de iniciación a la magia o bien un curso online de como empezar a tocar la guitarra flamenca.

«De esta forma, las celebraciones se pueden ver menos afectadas por esta enorme crisis que atiza el sector de los eventos, tanto para los profesionales que no pueden hacer actuaciones presenciales, como los clientes que no pueden disfrutar de actuaciones en directo como podrían ser cumpleanos, bodas o eventos privados», indican desde Entretenemos.

«Pero los profesionales del sector son los peor parados. Les han cancelado toda la temporada, reduciendo sus ingresos a nada, y peor aún, viéndose obligados a devolver la reserva de la fecha en caso que el cliente que no se le ha permitido realizar su evento por el estado de alarma, tal y como apunta la legislación general, así como la extraordinaria aprobada con esta pandemia, “es que existe la obligación de devolver el dinero de un evento que la empresa no puede celebrar. No es el consumidor el que cancela la boda, sino la empresa que puede prestar el servicio porque no tiene la posibilidad de abrir”, afirman

Fuente: Cinco Días