La dirección de Bankia se ha reunido este lunes con los sindicatos en el marco de las consultas previas a la negociación sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad por la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum (BMN)entidad dominada por la antigua Caja Murcia, y que afectaría a unos 2.510 trabajadores. Concretamente, 817 empleados corresponderían a los servicios centrales de la entidad, mientras que 1.118 serían personal de oficinas, incluyendo direcciones territoriales.

MÁS INFORMACIÓN

Además, según han explicado fuentes sindicales, la entidad ha planteado la necesidad de prescindir de otros 375 empleados que están en excedencia voluntaria por la aplicación de otros ERE y que se incorporarán el 1 de enero de 2018, así como de otros 200 puestos que se recortarían por el efecto de la digitalización.

De acuerdo con las mismas fuentes, no se ha detallado cuántos afectados saldrían de la entidad y cuántos se someterían a movilidades geográficas. El periodo de consultas previas concluirá la próxima semana, tras lo cual a principios de 2018 se iniciará la negociación.

Los representantes de los trabajadores han calificado de «excesiva» la cifra propuesta por la dirección de la entidad y han manifestado su compromiso por «que no haya tantas salidas» y «que el proceso sea voluntario en su totalidad».

El pasado 15 de diciembre, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia aprobó la fusión de Bankia con BMN, sin ningún tipo de condición, es decir, no tendrán ninguna limitación en su implantación en cuanto a la red de oficinas y los principales negocios bancarios. La operación necesita el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE) y el trámite administrativo de la autorización de la Secretaría de Estado de Economía. Ambos documentos se esperan en breve y sin que planteen inconvenientes.

La fusión todavía no es una realidad legal, pero UGT ya avisó hace días de que la idea del banco «es adelgazar la plantilla en unos 2.500 empleados». Con la integración, la nueva entidad tendrá 17.353 empleados, 13.449 de Bankia y 3.904 de BMN. Según los primeros acercamientos, los planes del banco son ofrecer la salida con prejubilaciones a los de más de 55 años. Para los que estén por debajo de esta edad, puede que se proponga la movilidad geográfica entre oficinas, según UGT. Los representantes sindicales quieren reclamar la homologación de condiciones laborales porque los sueldos de Bankia son superiores a los de BMN.

Hasta ahora, BMN (660 sucursales) ha anunciado el cierre de 24 oficinas en diciembre y hará lo mismo con 22 más para el 16 de enero.

Fuente: El País