La Agencia Tributaria pone el foco sobre las criptomonedas. Después de que organismos como la CNMV o el Banco de España hayan alertado de los riesgos de invertir en bitcoins y otras divisas digitales, Hacienda ha comenzado esta semana a reclamar información a más de 60 entidades –bancos, intermediarios como casas de cambio y otras empresas- para conocer más a fondo sus operaciones con bitcoins. Una vez analizada la información que obtenga de estos requerimientos, fuentes de la Agencia Tributaria avisan de que estudiarán si inician o no nuevas operaciones de investigación y control de este polémico sector que en el último año acapara cada vez más atención.

MÁS INFORMACIÓN

A las entidades de crédito, el fisco les reclamará información sobre cuentas de bancos con sede social o sucursal en España. Esta llegará después de analizar la ya obtenida por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, una de las secciones de la Agencia Tributaria, sobre cuentas abiertas en el extranjero por diversas casas de cambio que operan con bitcoins.

La idea es encontrar más información sobre cuentas que sean origen o destino de transferencias con destino u origen en cuentas bancarias de casas de cambio de criptomonedas. Hacienda busca información como quién es el titular de esas cuentas, el número e importe de cargos y abonos de las mismas y la identificación de tarjetas vinculadas.

La decena de intermediarios a los que se les reclama información son casas de cambio de bitcoins, entidades vinculadas con cajeros automáticos o pasarelas de pago. Hacienda querrá saber más sobre su actividad, sus operaciones con criptomonendas y datos sobre los compradores y vendedores, así como el volumen de las transacciones con este tipo de divisas, tipos de cambio y comisiones aplicadas.

Por último, el grupo más numeroso son las más de 40 empresas a las que se les pedirá información sobre los pagos que sus clientes pueden realizar en monedas digitales. A estas se les reclamarán datos sobre el porcentaje de facturación de estas actividades, facturas y tiques de estas operaciones. Hacienda también querrá saber el nombre de sus clientes, los criterios de contabilización que usan las empresas, el tipo de cambio entre divisas digitales y tradicionales y la identificación de otras operaciones de la empresa con criptomonedas.

Fuente: El País