Casi 10 años después, los países industrializados han vuelto al nivel de paro que tenían antes de la crisis. En octubre pasado la tasa cayó una décima porcentual y bajó hasta el 5,6%, el nivel de abril de 2008, en la media de los países que integran la OCDE. La buena marcha de la economía acompasada en las áreas desarrolladas, algo que ha tardado mucho en suceder después de la salida de la Gran Recesión, ha sido clave para llegar a este punto.

MÁS INFORMACIÓN

La reducción de la tasa de paro, en cambio, no ha sido suficiente para que el número de parados vuelva al nivel de 2008. Todavía hay 2,5 millones de parados más que entonces. En total, en todos los países que forman parte de la OCDE hay 35,1 millones. Esto es posible porque durante este periodo ha crecido la población activa, el número de personas en edad de trabajar, con empleo. Al fin y al cabo, la tasa de paro no es más que el tanto por cien de personas que no están ocupadas de la población activa.

El desempleo ha alcanzado los niveles mínimos en países como Alemania, Corea, Japón o México, donde se sitúa por debajo del 4%. En Estados Unidos está ligeramente por encima, el 4,1%, y en Holanda, 4,5%. Entre los países con más desempleo está España, con una tasa de paro del 16%. Todavía lejos de los niveles precrisis. Teóricamente a España le supera Grecia, no obstante, el dato griego (20,6%) es de agosto y no de octubre como el resto. 

España y Grecia han tenido una evolución muy parecida de su mercado laboral durante estos años. Los dos comenzaron con un nivel de desmpleo que se situaba sobre el 8%, España un 8,8% y Grecia un 8,1%. Los dos se acercaron al 30% de desempleo en los peores momentos: Grecia casi llega al 28% y España superó holgadamente el 26% y rozó el 27%.

Ahora, cuando ha llegado la recuperación, España, que pese al nivel de desempleo alcanzado, no ha sufrido una crisis de la dimensión de Grecia está viendo como el paro cae con más fuerza que el de este último país. No obstante, y a pesar de la rápida mejora laboral de España en los últimos años, todavía está ocho puntos porcentuales por encima de la desocupación que tenía en abril de 2008.

Estos mismos países, España y Grecia, junto a Italia, son también los que tienen un mayor desempleo juvenil. Entre los jóvenes griegos supera por poco el 40%. Entre los españoles, la tasa sube hasta el 38,2% y para los italianos alcanza el 34,7%.

Fuente: El País